8M. Cambiemos el sistema

 

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, un día para celebrar lo conseguido en materia de Igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres y de reivindicar lo que queda por hacer. Un día para exponer todas las desigualdades, discriminaciones y violencias que siguen sufriendo las mujeres y niñas por el simple hecho de haber nacido con el sexo mujer. Un día para denunciar que muchas de esas discriminaciones están demasiado normalizadas y se siguen perpetuando sin la alarma social, la atención y el compromiso que deberían.

Son días de muchos análisis en medios de comunicación, redes sociales, por todos lados aparecen datos de lo avanzado y de lo que todavía queda por avanzar.

Las mujeres nos graduamos en mayor porcentaje de los hombres. Un 53,6% frente a un 46,4%.

Pero eso sí seguimos optando por carreras tradicionalmente feminizadas de la rama de la salud, humanidades, educación, administración, mientras los hombres siguen optando por carreras más técnicas.

A pesar de estar objetivamente mejor preparadas los puestos de poder siguen ocupados en su mayoría por hombres, aunque las mujeres en los últimos años hayan mejorado y se ha pasado de un 11% en 2013 en los consejos de administración de las empresas del IBEX25 a un 31,7% en el 2020. Algo parecido ocurre en los cargos políticos, de instituciones…

Podríamos pasarnos un buen rato hablando de los avances de las mujeres en muchos ámbitos de la vida. Es decir, es verdad que las mujeres conseguimos muchos de los derechos que hasta no hace tanto no teníamos y vamos avanzando en su implementación. Lo que ocurre es que muchos de esos derechos vuelven a generar nuevas desigualdades, y otras…

Porque el problema del género va mas allá de si las mujeres ya se incorporan al mercado laboral, o de si somos más graduadas, o de si cuantos sillones tenemos en los consejos de administración. Claro que eso es importante pero el análisis tiene que venir de mucho más abajo.

No hace mucho escuche una frase que decía más o menos así: “Las mujeres quieren trabajar fuera, se esfuerzan por conseguir buenos trabajos… me parece bien que lo hagan, pero ellas sabrán porque al final lo que hacen es cargarse con un montón de cosas y no dan con todo y se pasan el día amargadas. Ellas sabrán…”

Esta argumentación me hizo reflexionar y darme cuenta de que esta argumentación es más común de lo que me gustaría y que analiza a la percepción la situación de muchas mujeres.

CAMBIEMOS EL SISTEMA

Por eso creo que debemos poner el foco en el principio, en el SISTEMA, en la concepción que sigue vigente en la sociedad. Las mujeres ya estudiamos o tenemos la posibilidad de hacerlo, nos incorporamos al mercado laboral, ya dirigimos, ya emprendemos, ya …

Es decir, ya formamos parte del mundo del que no hace tanto estábamos vetadas, pero ¿Cómo hemos dado estos pasos? ¿En que condiciones? ¿Qué nuevas desigualdades y discriminaciones han generado esos derechos? Y ¿por qué?

Adquirir derechos es necesario y prioritario, pero para que realmente sean efectivos tiene que haber toda una transformación del sistema de base. Ese es el gran problema cuando hablamos de igualdad de género.

El sistema cambió poco o nada, la concepción sobre las mujeres sigue siendo la misma. Si estudiamos, si nos incorporamos al mercado laboral, si formamos parte del mundo y del espacio que tradicionalmente estaba destinado a los hombres, pero, y los hombres. ¿se incorporaron ellos en igual medida al mundo y espacios de las mujeres?

Muchas personas siguen sin ser conscientes de la realidad en la que vivimos y de cómo está conformada. La sociedad patriarcal y la cultura del machismo que la atraviesa es parte fundamental de nuestras vidas.

Ser consciente de que nacer con un determinado sexo biológico (mujer/hombre) va a conformar quien serás, como te comportarás, los roles que asumirás y que ello será parte de quien eres.

Según con el sexo de nazcas te socializaran para la vida de diferente manera, llevándote por la masculinidad o la feminidad hegemónica, diferentes mandatos, diferentes expectativas, diferentes concepciones, diferentes responsabilidades…

Ser conscientes del tipo de sociedad en la que vivimos, cómo influye, de que manera la vivimos nosotros/as, que papel tenemos cada una/o, cual es nuestro universo de posibilidades y por que está influido, es una parte fundamental del cambio y de la transformación social.

La situación actual no funciona, las mujeres seguimos asumiendo mayoritariamente los cuidados, la carga mental que ello conlleva, seguimos renunciando a nuestras carreras profesionales por ello, seguimos siendo violentadas, seguimos soportando insultos, humillaciones, nos siguen matando.

Y esto no va a cambiar hasta que no prestemos atención al ORIGEN, a la distinta concepción que se hace de las mujeres y de los hombres, niñas y niños.  Fomentemos el cambio de paradigma, promovamos el cambio de los mandatos de género, pongamos el foco en que el sexo con el que nazcamos sea femenino o masculino no determine que pensaremos, ni cómo actuaremos, ni nuestro comportamiento, ni si seremos violentadas, ni si seremos violentos.

Pongamos las bases para generar un nuevo Pacto Social, donde mujeres y hombres vuelvan a redefinir los pilares de la socialización. Un nuevo pacto social en donde haber nacido mujer o hombre no genere una construcción social desigual e injusta. Un nuevo pacto social que permita construir una sociedad más justa, equitativa e igualitaria. En definitiva, MEJOR.

¡¡¡Empecemos!!!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Patricia Vaquero.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Patricia Vaquero.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Ir arriba
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información.   
Privacidad